15 mejores viajes de un día desde Sydney

Sydney ha sido durante mucho tiempo una de las ciudades más emblemáticas de Australia y muchos argumentarían que su mérito como capital cultural de la nación se debe a los lugares de interés instantáneamente reconocibles como la hermosa Ópera de Sydney.

Sin embargo, un viaje aquí también significa un mundo de posibilidades fuera de los límites de la ciudad y será difícil encontrar una región con más que ofrecer que el área que rodea a Sydney.

Con una belleza genuinamente incomparable en todas las direcciones, puede subir a las montañas o relajarse en una de las innumerables playas.

Puede realizar cruceros fluviales y maravillarse con la famosa vida salvaje de Australia o puede sumergirse en la cultura por los senderos del patrimonio aborigen.

Usted puede participar en todos los deportes extremos imaginables o puede probar algunos de los mejores platos de la cocina del país.

Sydney es realmente una puerta de entrada a un sinfín de posibilidades, así que eche un vistazo a esta práctica guía para saber por dónde empezar.

1. Palm Beach

Fuente: Gordon Bell / Shutterstock

Palm Beach

Famosa en todo el país y, de hecho, en todo el mundo, por su impresionante arena dorada, sus impresionantes vistas de la costa y su surf de clase mundial, Palm Beach es un escape ideal y conveniente para relajarse bajo el sol.

Gracias a su ubicación en las populares playas del norte, la zona también es un foco de actividad.

Puede alquilar un barco para dar una vuelta por las aguas color turquesa, hacer senderismo por las dunas de arena cerca del faro de Barrenjoey o jugar un relajante juego de golf.

Si se le abre el apetito, hay un sinnúmero de lugares para abrir el apetito, incluyendo el altamente recomendado Boathouse, donde podrá disfrutar de los mariscos más frescos.

2. Parque Nacional Real

Fuente: Viajar / Shutterstock

Parque Nacional Real

Con el título de segundo Parque Nacional más antiguo del mundo, el Parque Nacional Real combina playas vírgenes con bosques de acantilados salpicados de valles y ríos, creando un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza y los aventureros.

Si quiere adentrarse en el brezal, alquilar una canoa y dirigirse hacia el río Hacking es una opción preferida, o si quiere quedarse en la costa, puede hacer senderismo por la extensa red de acantilados.

Ya sea que viaje con un guía en el Royal National Park Coastal Tour o que explore por su cuenta, las atracciones son realmente interminables, con todo lo que se ofrece, desde avistamiento de ballenas y senderismo hasta snorkel, pesca y surf.

Compruebe los hoteles recomendados en Sydney, Australia

3. Valle de Hunter

Fuente: halans / shutterstock

Valle de Hunter

A un par de horas de Sydney, encontrará no sólo un área de destreza gastronómica y un paraíso gastronómico acordado unánimemente, sino también un destino de senderismo de primera categoría popular entre los amantes de la naturaleza.

El valle de Hunter es un valle fértil famoso por sus productos frescos como quesos y aceites y está lleno de excelentes restaurantes que ofrecen suculentos menús de degustación.

Sin embargo, para aumentar su apetito, puede embarcarse en senderos naturales que pertenecen al Patrimonio Mundial, como los Parques Nacionales Wollemi o los Jardines del Valle de Hunter.

Aquí se pueden encontrar campos de eucaliptos, poblaciones de canguros y mucho más.

4. Parque Nacional de las Montañas Azules

Fuente: Marc Witte / Shutterstock

Parque Nacional de las Montañas Azules

El Parque Nacional de las Montañas Azules, un hermoso destino surrealista para una excursión de un día, recibe su nombre de la neblina azul que se encuentra sobre las montañas como resultado de los cientos de miles de plantas de eucalipto que liberan suavemente su aceite perfumado en el aire.

El área es una vasta extensión de naturaleza virgen, llena de cañones, senderos para caminatas, bosques de eucaliptos y pinturas rupestres aborígenes.

Una visita guiada le enseñará todo sobre la flora y la fauna, así como las legendarias historias aborígenes, mientras que una visita no guiada le dará la oportunidad de explorar las diversas atracciones y los impresionantes miradores a su propio ritmo.

5. Playa Manly

Fuente: Angelina Pilarinos / persiana

Playa Manly

A sólo 30 minutos en ferry desde Circular Quay, se encuentra el querido suburbio frente al mar de Manly Beach, donde el agua es de un azul profundo y es obligatorio darse un festín de pescado y patatas fritas.

Esta comunidad costera ofrece todo lo que se puede desear cuando se trata de la cultura playera clásica australiana, incluyendo excelentes olas para surfear, tiendas frente a la playa, centros comerciales y restaurantes, por no mencionar una hermosa playa para disfrutar.

Un verdadero hervidero de actividad en la playa que se encuentra irresistiblemente cerca de Sydney, le tentará la tentación de volver a Many Beach una y otra vez.

6. Río Hawkesbury

Fuente: Alizada Studios / Shutterstock

Río Hawkesbury

El río Hawkesbury, que forma el límite del Parque Nacional Ku-ringgai, fue uno de los primeros ríos sedentarios de Australia y, hasta el día de hoy, todavía tiene algunas granjas originales a lo largo de sus orillas.

Una excursión a lo largo del río le llevará a través de varios pueblos pequeños y es muy recomendable explorar los pueblos de Richmond o Windsor para explorar sus mercados, galerías, edificios catalogados y ricas historias.

7. Parque Nacional Ku-ring-gai Chase

Fuente: Pixelheld / Shutterstock

Parque Nacional Ku-ring-gai Chase

Increíblemente, a menos de una hora de Sydney se encuentra uno de los parques nacionales más importantes de Australia, debido a su herencia aborigen.

Las arraigadas raíces culturales de este lugar se pueden experimentar mientras camina entre los arbustos en la ruta Aboriginal Heritage Walk, donde descubrirá pinturas rupestres antiguas, grabados y huellas de manos en numerosos sitios indígenas.

Además de esto, la zona es sin lugar a dudas, de una belleza impresionante y se puede disfrutar de las vistas panorámicas desde lugares como West Head Lookout.

8. Puerto Stephens

Fuente: Marina Tatarenko / persiana

Puerto Stephens

La bahía de Port Stephens, que alberga más de 20 playas, es un patio de recreo marino del doble del tamaño del puerto de Sídney, formado por una enorme extensión de arenas doradas y un litoral tupido.

Ya sea que quieras nadar con delfines, ir en un crucero de avistamiento de ballenas, hacer snorkel o practicar deportes acuáticos, todo es posible gracias al Parque Marino de los Grandes Lagos que reside en el área de Port Stephens.

Si busca oportunidades para tomar fotos, diríjase a uno de los famosos miradores como Gan Gan Lookout o Tomaree Headland, donde podrá disfrutar de increíbles vistas panorámicas de la hermosa costa.

9. Canberra

Fuente: FiledIMAGE / shutterstock

Canberra

Amada capital de la nación y repleta de atracciones culturales, Canberra es una ciudad meticulosamente diseñada con una estética estrafalaria en mente e innumerables actividades para entretenerte.

Desde fantásticos museos, galerías y jardines, Canberra exhibe todas las características de una capital popular y próspera.

En realidad, puede ver su diseño deliberado desde la cima del monte Ainslie, donde podrá observar el conjunto geométrico de coloridos parques que se abren en abanico desde el lago Burley Griffin en el centro.

A tres horas de Sydney, una noche puede estar en orden, pero también es un lugar maravilloso para pasar el día.

10. Las Tierras Altas del Sur

Fuente: Leah-Anne Thompson / Shutterstock

Tierras Altas del Sur

Una vasta área que contiene un gran número de destinos populares, las Tierras Altas del Sur son conocidas por su incomparable belleza llena de espectaculares cascadas, gargantas cubiertas de exuberantes y verdes selvas tropicales y valles repletos de vida silvestre nativa australiana.

De hecho, este es uno de los puntos culminantes de la zona, ya que aquí se puede encontrar de todo, desde canguros a wombats, pasando por ornitorrincos y zarigüeyas.

Una gran manera de apreciar la majestuosidad de la zona es dirigirse al Parque Nacional Morton, que contiene algunos de los mejores miradores de la región.

11. Estación ovina de Tobruk

Una para los amantes de las ovejas o para aquellos que buscan una visión poco común de la cultura rural tradicional australiana, la Estación de Ovejas de Tobruk está ubicada en el pintoresco Valle del Río Hawkesbury y, una vez que llegue, disfrutará de un día lleno de lanzamiento de bumerán, esquila de ovejas y pastoreo, y de un sinfín de actividades que demuestran la vida de un peón australiano de rancho.

Ideal para familias, también puede disfrutar de una barbacoa australiana y aprender a hornear pan tradicional sobre un fuego crepitante.

12. Valle del Canguro

Fuente: Steve Lovegrove / Shutterstock

Valle del Canguro

Aunque se pueden encontrar canguros aquí, el nombre es un nombre un poco equivocado debido al hecho de que el punto culminante de esta región un par de horas al sur de Sydney no son canguros, sino la rica cultura gastronómica que existe aquí.

Desde la degustación de vinos en la Bodega Yarrawa Estate hasta el sendero gastronómico Flavours of the Valley Foodie Trail, donde se puede probar o aprender cocina gourmet, las fértiles tierras se prestan perfectamente a una serie de apetitosas experiencias.

Para algo un poco más activo, también puede navegar en kayak por el río Canguro o embarcarse en un paseo a caballo a través de los bosques tropicales y las llanuras abiertas.

13. Kiama

Fuente: Foto SF / Shutterstock

Kiama

Los verdes y verdes acantilados costeros de Kiama son el lugar perfecto para escapar de la ciudad durante unas horas y ofrecen un telón de fondo maravillosamente pintoresco a las numerosas costas rocosas, playas privadas y ríos que hay debajo.

Aunque usted puede mantenerse entretenido deambulando por esta hermosa región, también puede participar en una serie de actividades como paseos en kayak, escalada en roca al aire libre y cruceros para observar delfines.

Sin embargo, uno de los puntos culminantes de la zona es el Kiama Blowhole, que crea una majestuosa fuente de agua propulsada por un respiradero en el costado del acantilado.

14. Piscinas de sirenas

Fuente: Cooper Morrison / Shutterstock

Piscinas de sirenas, Tahmoor

Las Piscinas de las Sirenas son una serie de pozas y manantiales idílicos alimentados por los ríos del desfiladero de Tahmoor, en las profundidades del monte australiano.

Llegar a ellos es una aventura en sí misma, ya que es necesario navegar por plataformas rocosas empinadas y escalones para llegar allí, pero vale la pena el esfuerzo una vez que llegues.

Un punto culminante indiscutible es la parada en The See Through Pools, que son ideales para nadar debido a la claridad del agua y a las vistas sin obstáculos de las formaciones rocosas submarinas.

15. Parque Stanwell

Fuente: Adnan Vejzovic / Shutterstock

Parque Stanwell

Conocido por ser el lugar donde se realizó el primer vuelo en cometa, Stanwell Park es ahora un semillero de actividades de parapente y ala delta, concentradas alrededor de Bald Hill.

Es un lugar maravilloso para pasar el día y disfrutar de un almuerzo al aire libre mientras se observa a los diferentes entusiastas de la aeronáutica flotando.

La caminata moderadamente ligera a lo largo de la pista de senderismo Wodi Wodi es también una opción ideal para aquellos que buscan disfrutar de algunas vistas de la costa y si te sientes tentado, también puedes bajar a una de las playas doradas para nadar.