6 Cosas que te preguntará el Banco cuando necesites un préstamo

¿Ese préstamo bancario que quieres para tu empresa? Pues el banco va a querer muchas cosas antes de concedérselo. ¿Le parece desalentador? A mí también. Me sentí muy decepcionado cuando necesité el primer préstamo bancario comercial de mi empresa para financiar cuentas por cobrar de más de un millón de dólares -de conocidos distribuidores nada menos- y acabamos teniendo que firmar un embargo sobre nuestra casa familiar para conseguir el préstamo.

¡Conoce también cuáles son los tipos de préstamos bancarios!

Una de las primeras cosas que descubren los empresarios demasiado optimistas cuando buscan financiación es que los bancos no financian planes de negocio. En su defensa, sería contrario a la ley bancaria si lo hicieran. Los bancos manejan el dinero de los depositantes. ¿Le gustaría que su banco invirtiera el saldo de su cuenta corriente en una empresa nueva? Yo no lo haría. Y tampoco lo harían los reguladores bancarios de Estados Unidos.

Así que esto es lo que debes esperar que te pida un banco cuando solicites un préstamo comercial para tu empresa. Habrá excepciones ocasionales a cada regla, por supuesto, pero ésta es la regla general:

Colateral

Como he explicado anteriormente, los bancos sí prestan dinero a las empresas de nueva creación. Una de las excepciones a la regla es que el banco tiene programas que garantizan una parte de los costes de puesta en marcha de las nuevas empresas, de modo que los bancos pueden prestarles dinero con el gobierno, reduciendo el riesgo de los bancos.

Por tanto, su empresa tiene que tener activos sólidos que puedan ser pignorados para respaldar un préstamo empresarial. Los bancos examinan cuidadosamente estos activos para asegurarse de que reducen el riesgo. Por ejemplo, cuando pones en prenda cuentas por cobrar para respaldar un préstamo comercial, el banco comprobará las principales cuentas por cobrar para asegurarse de que esas empresas son solventes; y sólo aceptarán una parte, a menudo el 50 o a veces el 75%, de las cuentas por cobrar para respaldar un préstamo. Cuando se obtiene un préstamo para existencias, el banco sólo aceptará un porcentaje de las mismas y primero las revisará para asegurarse de que no se trata de existencias viejas y obsoletas.

La necesidad de una garantía también significa que la mayoría de los propietarios de pequeñas empresas tienen que pignorar activos personales, normalmente el valor de la vivienda, para obtener un préstamo empresarial.

Plan de negocios

Hay excepciones, pero la gran mayoría de las solicitudes de préstamos comerciales requieren un documento de plan de negocio. Hoy en día puede ser breve -quizá incluso un plan de negocio reducido-, pero los bancos siguen queriendo ese resumen estándar de la empresa, el producto, el mercado, el equipo y los datos financieros.

Todos los detalles financieros de tu empresa

Eso incluye todos los préstamos actuales y pasados y las deudas contraídas, todas las cuentas bancarias, las cuentas de inversión, las cuentas de tarjetas de crédito y, por supuesto, la información de apoyo, incluidos los números de identificación fiscal, las direcciones y la información de contacto completa.

Detalles completos sobre las cuentas por cobrar

Esto incluye la antigüedad, la información cuenta por cuenta (para comprobar su crédito) y el historial de ventas y pagos.

Detalles completos sobre las Cuentas por Pagar

Esto incluye la mayor parte de la misma información que para las Cuentas por Cobrar y, además, querrán referencias crediticias, empresas que vendan a tu negocio a cuenta que puedan dar fe de tu comportamiento de pago. Si necesitas saber más sobre las Cuentas por Pagar, sólo tienes que leer nuestra guía que explica las cosas de forma sencilla.

Estados financieros completos, preferiblemente auditados o revisados

El balance tiene que enumerar todos los activos, pasivos y capital de tu empresa, y el último balance es el más importante. Normalmente, las cuentas de pérdidas y ganancias deben remontarse al menos a tres años atrás, pero se pueden hacer excepciones, ocasionalmente, si no tienes suficiente historial, pero tienes buen crédito y activos para pignorar como garantía. También tendrás que proporcionar todo el historial de pérdidas y ganancias que tengas, hasta tres años atrás.

En cuanto a los estados de cuentas auditados, tener estados de cuentas “auditados” significa que has pagado unos cuantos miles de dólares para que un contador los revise y asuma alguna responsabilidad formal por su exactitud. Los contadores públicos son demandados por auditorías incorrectas. Cuanto más grande sea su empresa, más probable será que tenga listas las declaraciones auditadas como parte del curso normal del negocio por razones relacionadas con la propiedad y las responsabilidades de información.

La revisión de los estados financieros es mucho más barata, porque los contadores públicos que revisan sus estados financieros tienen mucha menos responsabilidad si se equivocan. Los bancos no siempre exigen estados de cuenta auditados o incluso revisados porque siempre

Leave a Reply