Las 4 Mejores Películas de 2021 (hasta ahora)

Los tres primeros meses de 2021 han demostrado que el cine independiente de Hollywood, que viene de un año de gran éxito, no tiene intención de bajar el ritmo. Las películas procedentes de todo el mundo -desde Taiwán hasta Estados Unidos y Quebec- prometen una nueva programación con todo tipo de películas, desde horrores pensativos y dramas caseros hasta romances sinceros y documentales exclusivos. ¡Para ver películas sin cortes te recomiendo descargar peliculas gratis!

Estas son las mejores películas que están causando furor en estos momentos en que nos adentramos en la primavera. Si bien algunas de estas selecciones han tenido éxito en festivales antes de 2021, han llegado a la pantalla digital justo a tiempo para el comienzo del nuevo año.

Malcolm & Marie

Tal vez sea la forma en que Malcolm & Marie, del guionista y director Sam Levinson, trollea a muchas parejas que cohabitan en la pandemia y que ya están hartas de las molestias del otro. O tal vez sea su exquisita cinematografía en blanco y negro que ayuda a desnudar la anatomía de la relación titular de la película (a la que dan vida los coproductores y estrellas Zendaya y John David Washington). O puede ser la forma en que la película toca demasiado de cerca una serie de temas, desde la dinámica de poder desigual entre un cineasta mayor ególatra y su novia trofeo hasta la forma en que los críticos de cine blancos se niegan a ver más allá de la raza al analizar una obra de arte. Desde el diálogo inicial hasta el frustrante final, Malcolm & Marie es una película incómoda y, al mismo tiempo, fascinante.

Última llamada

El drama de pantalla dividida del cineasta Michael Gavin Booth contiene tanta compasión y tensión genuina que es difícil creer que apenas dura más de una hora. El aislamiento de una estudiante y conserje (Sarah Booth) que barre los suelos de su escuela después de las horas de trabajo y un padre afligido (Daved Wilkins) confinado emocionalmente a las cuatro paredes de su apartamento unen a estos dos improbables confidentes en esta notable narración.

Cuando Scott (Wilkins) llama a una línea de ayuda al suicidio porque se siente en peligro, para su sorpresa al otro lado está Beth (Booth), una madre que lucha por mantener a sus hijos con un trabajo nocturno en su escuela. Lo que podría haber sido un concepto desacertado de emparejar a una persona no cualificada con un hombre necesitado, Last Call muestra en realidad el poder y la necesidad de la empatía donde menos lo esperamos. Y queda claro que tanto Sarah como Scott necesitan esta conversación, un recordatorio de que otra persona -incluso la que no esperamos- siempre está ahí.

Nina Wu

Pocas películas taiwanesas se adentran en lo que realmente supone ser una actriz que navega por la constante desmoralización que supone el proceso de rodaje y audición dominado por los hombres. La directora Midi Z, junto con la estrella Ke-Xi Wu (que también coescribió la película inspirada en sus propias experiencias), ayuda a mostrar los desafíos matizados de ser cosificada en países donde las mujeres tienen poco o ningún poder.

Tras años de desempleo y de papeles sin importancia, la protagonista, Nina (Wu), consigue por fin una prueba para una importante película de espías ambientada en los años sesenta. Después de debatir con ella misma sobre su naturaleza sexual explícita y su desnudez, decide finalmente aceptar el papel.

La audición ya es horrible -debe actuar como un perro y luchar físicamente con otras mujeres que audicionan para el placer visual de los hombres, y es agredida sexualmente-, pero Nina consigue el papel y también soporta el abuso emocional y físico del director y la peligrosa producción. Pero Nina Wu no se queda en ese lugar moralmente indigente. Sigue a su protagonista mientras la persiguen los traumas, los remordimientos y la culpa que siente, agravados por la falta de amor y control en su vida personal. La narración es a veces inestable, pero su impacto -y el plano final- sigue siendo arrollador.

La reina de la magia negra

Hay algo que falla casi de inmediato en el intrigante terror indonesio del director Kimo Stamboel. Un remake suelto de la película de 1981 del mismo nombre, el terror de La reina del terror negro se centra en un antiguo orfanato, donde sus antiguas atrocidades salen a la superficie cuando las familias se reúnen para una reunión aparentemente inocua.

Una presencia insidiosa se instala sobre ellos mientras ejerce su venganza, en el mejor de los casos, inquietando a cada personaje y, en el peor, desequilibrándolos por completo. Pronto se verán obligados a desenmascarar las desagradables verdades que les han llevado a este odioso momento. Aunque, obviamente, no es original, La reina del terror negro tiene el número justo de escenas espeluznantes para mantenerte invertido.

Leave a Reply