¿Quién se queda las arras? ¿La inmobiliaria o el vendedor?

En el mundo de la inmobiliaria existen algunos puntos que la mayoría de las personas pasan por alto. Es por ello que surgen dudas cuando se va a hacer una transacción con ella, como una venta o una compra. El tema de las arras es algo muy común y no saber quién las va a llevar puede originar inquietud. Es precisamente por esta razón que es importante conocer un poco acerca de ello. ¡Conoce más de consejos sobre contratos de arras entrando a www.disponibleya.com!

¿Qué tipo de arras es mejor para el vendedor?

Como vendedor, es completamente normal sentirse un poco confuso sobre qué tipo de arras elegir, especialmente porque existen muchos términos que hay que conocer. Sin embargo, muchos aconsejan que, para el vendedor, es mejor elegir las arras penitenciales. Esto ayudará a que pueda desistir de la operación y devolver al comprador el importe recibido, pero duplicado.

Por otro lado, si se realiza una firma por derecho de opción de compra, entonces esto no se podrá hacer.

¿Cuánto dinero se da en un contrato de arras?

Este importe no está correctamente regulado, por lo que no se sabe si en algún momento va a ascender o disminuir. Sin embargo, en la actualidad, se estima que el importe habitual ronde entre el 5% y el 15% del precio de la venta de la vivienda, por lo que no resulta un golpe tan grande. Sin embargo, es un precio que se descontará del precio final del inmueble, por lo que puede variar dependiendo de muchos aspectos.

¿Quién se queda el dinero del contrato de arras?

Hay que saber que las arras cumplen el rol de una especie de adelanto del precio total de la vivienda, por lo que es aquí donde inician las dudas sobre quién se queda con el dinero del contrato de arras. Sin embargo, es muy fácil deducir para quién va el dinero finalmente, pues es evidente que es la parte vendedora quién recibirá parte de este importe. De hecho, es el vendedor y no la inmobiliaria que puede obtenerlo.

¿Cuánto tiempo de validez tiene un contrato de arras?

Aunque sea difícil de creer, este tipo de contratos tiene un período de tiempo bastante corto, pues su finalidad es sencilla. Se estima que puede acabarse en seis meses, como plazo máximo. El tiempo comienza a transcurrir desde la fecha misma en que se firmó el contrato. Después de pasado el plazo en cuestión, no se puede alegar ningún vicio oculto.

¿Qué pasa si el vendedor incumple el contrato de arras?

Si en el transcurso del tiempo en el que se firmó el contrato de arras, el vendedor incumple algunas de las reglas impuestas en el mismo, entonces tendrá un gran problema. De hecho, tiene que devolver la cantidad de dinero de las arras de forma doble. Es decir, va a entregar el doble de lo que recibió del comprador al inicio del contrato. Es por ello que hay que tener mucho cuidado.

Estos contratos pueden ser muy útiles, pero hay que ser muy cuidadoso al leer entre líneas, pues pueden traer grandes problemas a largo plazo si no se manejan bien.

Leave a Reply