¿Una mujer con menopausia precoz puede quedarse embarazada?

¿Es posible que una madre se quede embarazada después de la menopausia? El embarazo se produce como resultado de la fecundación del óvulo por el esperma. Por tanto, para lograr un embarazo, la disponibilidad del óvulo y del esperma es el requisito más básico. La menopausia, que significa la interrupción de la menstruación, está precedida por el agotamiento de los óvulos. Por lo tanto, el embarazo natural no es posible después de la menopausia.

Con la llegada de las técnicas de reproducción asistida, ahora es fisiológicamente posible que las mujeres posmenopáusicas se queden embarazadas, conoce mifertilidad.es para saber más del tema.

Situaciones en la que el embarazo puede ser posible después de la menopausia

  • i) La mujer opta por congelar sus óvulos cuando es joven y utilizarlos para el embarazo en sus últimos años
  • ii) Si utiliza óvulos de donante
  • iii) Un procedimiento de rejuvenecimiento ovárico recientemente ideado, que aún está en fase de experimentación.

La congelación de óvulos ha sido un procedimiento muy popular y exitoso, y empresas como Facebook y Google patrocinan a sus empleadas para que se sometan a la congelación de óvulos mediante FIV para que puedan centrarse en sus carreras y no preocuparse por seguir el ritmo de sus relojes biológicos. Este procedimiento les da la libertad de planificar su embarazo cuando sea el momento adecuado para formar una familia.

Hay muchos casos en los que las mujeres pueden querer congelar sus óvulos, como por ejemplo, si están destinadas en el extranjero durante mucho tiempo, si trabajan en el mundo de la moda o del espectáculo, o si no han encontrado a su hombre ideal, o si están sometidas a una terapia contra el cáncer y quieren proteger sus óvulos de los efectos nocivos de la quimioterapia y quieren poder plantearse un embarazo más adelante.

LEER MÁS:  ¿Cuáles son los beneficios del CBD?

La FIV con óvulos de donante es un procedimiento muy exitoso para aquellas mujeres que no han podido congelar sus óvulos antes cuando eran jóvenes o mujeres que han planificado su embarazo después de la menopausia o en mujeres que desgraciadamente sufren un fallo ovárico prematuro, en el que los ovarios dejan de producir óvulos a una edad temprana.

La mayoría de los centros de FIV ayudan a las mujeres a encontrar una donante sana y compatible, y es posible un embarazo, estimulando a la mujer donante con inyecciones de gonadotropina y cosechando sus óvulos mediante un sencillo procedimiento de recogida de óvulos. A continuación, los embriones se crean en el laboratorio de FIV mediante la fecundación con el esperma del marido de la receptora.

Antes de utilizar el embrión fecundado, los médicos deben asegurarse de que el útero de la mujer está preparado para recibirlo y alimentarlo. Se le administrará un breve tratamiento con estrógenos para engrosar el revestimiento del útero y preparar el entorno para el embrión. Estos embriones pueden transferirse posteriormente a la receptora posmenopáusica y puede producirse un embarazo con éxito.

El tercer procedimiento de rejuvenecimiento ovárico es un procedimiento recién iniciado que se propone volver a despertar la maduración y el desarrollo de los óvulos en los pocos óvulos inactivos que quedan en los ovarios mediante el uso de factores de crecimiento del plasma rico en plaquetas de la propia mujer. El plasma rico en plaquetas se prepara a partir de la muestra de sangre de la mujer y se inyecta en sus ovarios, lo que se conoce como terapia PRP para el rejuvenecimiento ovárico.

LEER MÁS:  Beneficios que obtienes al contratar un seguro privado

Riesgos de un embarazo en una mujer menopáusica

Con la llegada de las técnicas de reproducción asistida, ahora es fisiológicamente posible que las mujeres posmenopáusicas se queden embarazadas. Pero tener un embarazo entre los cuarenta y los cincuenta años tiene un mayor riesgo de abortos y complicaciones como la diabetes, la hipertensión y los partos prematuros. Las posibilidades de abortos y cesáreas son muy elevadas.

Reproducción asistida

También hay que tener en cuenta las cuestiones éticas de «convertir a las abuelas en madres» mediante técnicas de reproducción asistida. Hay que tener en cuenta el bienestar y el futuro del niño, ya que, teniendo en cuenta la esperanza de vida de una mujer india media, es probable que el niño quede huérfano a una edad más temprana si una mujer se convierte en madre a los cincuenta años. Al igual que las normas de adopción, en las que la edad total de la pareja no debe superar los 90 años, en los tratamientos de infertilidad se propone que la edad de la pareja no supere los 100 años.

La tecnología de reproducción humana se ha desarrollado no porque los médicos y los científicos se hayan dejado llevar por el deseo de jugar a ser Dios, sino por la presión de la gente corriente con un deseo desesperado de tener un hijo. Al mismo tiempo, los especialistas en infertilidad deben recordar que «un gran poder conlleva una gran responsabilidad».

Deja un comentario